.

.

viernes, 9 de febrero de 2018

patear culos no tiene edad





Y en ese momento fue cuando se dio cuenta.

Vamos por partes. Yo estaba saboreando un excelente Malbec sentado frente a la foto que Jota había tenido a bien colocar en la pared. La verdad es que llevaba bastante rato estudiándola. No nos equivoquemos, lo que yo quería saber era que es lo que estaba leyendo, en realidad casi ni me había dado cuenta de que era una mujer que no llevaba ropa.

Entonces entró. Hablando por teléfono. Casi a gritos, con un tono de indignación evidente y un nivel de sonido rompe tímpanos.

"¡¡¡Que actúe conforme a mi edad!!! Que coñodemierda es esa. Actuar conforme mi edad. ¡¡¡Que importa lo viejo que soy!!! Los océanos son jodidamente viejos y todavía te golpean en el culo con fuerza".

Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que hablaba muy alto, principalmente por el aplauso casi unánime de los clientes que ocupábamos el café.