.

.

viernes, 16 de febrero de 2018

notable alto, casi sobresaliente



Por la mañana, mientras tomaba mi primer café latte con canela, me asomé a la ventana y vi que el día se apuntaba desapacible.

Pero no, a media tarde apareció un tímido sol que calentaba lo suficiente como para -un poco abrigado-  darme un paseo por el centro. Había publicidad que usaba obras de Modigliani y era como ver una exposición callejera.

Me pasaron por la izquierda. Vale que yo iba en modo pateada lenta pero a ellas si les veía la policia les podía multar por exceso de velocidad. Hablaba la que iba cargada de un numero incontable de bolsas.

* Básicamente algunas personas saben lo que desean, ya sabes un Mercedes y esas cosas, pero no saben lo que necesitan.

* ¿Y que se necesita?

* Bueno, nunca hay que alejarse demasiado del placer. Con eso ya vas bien encaminada.

Y las perdí, imposible seguirlas el ritmo.
Y pensé. ¿Que de cerca ando yo de mis placeres?
Y me aprobé. 
Mas, me di una buena nota.