.

.

lunes, 26 de febrero de 2018

lo que hay que hacer, se hace.



El seguía mirando expectante la pantalla del ordenador.

La voz le dijo "¿De verdad vas a hacerlo?"

Meditó un poco y se respondió "El futuro se llama quizá, y es muy importante que eso no me paralice".

La voz siguió a lo suyo "Es una tontería":

Se tomó un tiempo antes de responder. "Algunas de nuestras tonterías pueden ser muy sabias".

En la pantalla apareció el mensaje. Ella decía "Ponle fecha y hacemos una gala privada".

Sonrió. De oreja a oreja.