.

.

jueves, 15 de marzo de 2018

de travesura, perdón y permiso




Me pareció graciosa la coincidencia.

Me sitúo y os explico. Yo estoy en la barra del Hope. Medio vacío. En la mesa que está mas cerca de mi posición un grupo de chicas adolescentes entre los 16 y los 16 y un mes. 

* De verdad vas a quedarte toda la noche con él en su casa?

* Si.

* ¿Lo saben tus padres?

* Les he dicho que me quedo en la tuya.

* Estás loca, si se enteran, te matan.

* Las chicas irremediablemente traviesas como yo, sabemos a ciencia cierta que es más fácil -pero mucho más- conseguir un perdón que un permiso.

Que queréis que os diga, me hizo gracia la coincidencia entre esa conversación y las dos fotos que Jota había colocado en la pared. Me parecía que era evidente que esas eran también irremediablemente traviesas.

Por cierto, el tipo de persona que suele atraerme.