.

.

sábado, 7 de abril de 2018

hacer, recordar, toboganes y mecedoras




Hablaban en la barandilla del paseo marítimo. El día había sido cálido como una promesa del cambio de temperatura.

* Estuviste con tu ahijado ¿no?

* Si

* ¿Qué tal?

* Solo sabe hablar de trabajo.

* ¿Es joven, no?

* Es joven, si. Y una pena. ¿Tu sabes esa gente que está como encallada en una vida que consiste en que por la mañana tienes mucho que hacer y por la noche no tienes nada que recordar? Pues eso.

Si que es una pena, si.

* Algún día se parará a pensar y se dará cuenta lo triste que es comprobar que los toboganes se han convertido en mecedoras.

* Puede ser peor. Que ni siquiera se de cuenta.