.

.

lunes, 30 de abril de 2018

conformarse con Salinger





El camarero se acercó a la mesa y preguntó "¿Quieres algo más?

Ella le miró "Querría coger una maleta y conducir hasta aburrirme, y visitar los bares que no cierran nunca, las calles que siempre están abiertas y los rincones donde follar es arriesgado". Contestó.

"De eso no nos queda".

"Tendré que conformarme con compartir cama con Salinger, si es que le apetece".

"¿Uno de sus libros o un conocido llamado así?"

"Mi gato. Pero no siempre esta por la labor".