.

.

martes, 22 de mayo de 2018

rompiendo moldes muy preestablecidos



Ella lo escribió en su rato de playa a la sombra de una sombrilla.

Yo se lo escuché decir en el Hope cuando la tarde ya casi se hace noche a un tipo bastante bien parecido que estaba como desconcertado.

"No quiero que me prometas que cogerás mi mano y me acompañaras el resto de mi vida.
No quiero que me ofrezcas tu exclusividad.
No quiero que me mandes flores ni que te acuerdes de mi cumpleaños.
No quiero ser el centro de tu vida.
Esta noche me basta con que me folles.
Si habrá mañana ya lo hablaremos mañana".


Bueno yo sé que se lo escuché pero me parece que la del cuadro también hasta apostaré que el gato se enteró