.

.

domingo, 25 de junio de 2017

de puertas y muros ( un caso sin delito 1 de 6 )




Cuando llegó la directora el instituto ya era un caos.

Los profesores intentaban que los alumnos se mantuvieran en el patio, pero estos se agolpaban en la puerta, o en las dos ventanas del final del edificio que eran las únicas que tenían las persianas bajadas.

Se habían formado un montón de corrillos de gente haciendo comentarios de todo tipo.

Eva cruzó la masa de alumnos, que se abrían formándole un pasillo, que inmediatamente cerraban tras ella.

Entró en el edificio, enseguida se le acercó su jefe de estudios y le informó que los padres del chico se habían encontrado esta mañana una nota que ponia “Me habéis dado todo lo que el dinero puede dar. Toca dejar la casa”.  Llamaron al instituto para saber si estaba aquí, y al confirmar que no, avisaron de que presentarían denuncia de desaparición a la policía. Pensaban que los agentes llegarían pronto, mientras habían vaciado el aula y decidieron sacar a los críos al patio, aunque los primeros en acceder a la clase ya habían corrido la noticia.

Recorrieron el pasillo -decorado con cuadros de personas leyendo- con rapidez. La directora abrió la puerta de la clase. Lo primero que vió, lo que atrajo la atención de sus ojos, de su mirada, fue la frase que estaba escrita con spray tono rojo pasión en la pared.

"No importa cómo es un poema, sino en quien te convierte"

La directora y tres o cuatro profesores, mientras esperaban la llegada de los agentes, comentaban la información recibida de los alumnos que descubrieron a Peter acabando de escribir en la pared, y a los que les dijo que se iba del pueblo y que no volvería.

Apareció A, la profesora de inglés, que con un gesto atrajo a la directora. La cogió por el brazo y la medio arrastró escaleras arriba hasta el aula de idiomas. No tuvo que decir nada, solo entrar se veía, con la misma letra, con la misma tinta roja, la segunda frase:


"Todo lo que no es una puerta, es un muro".




sábado, 24 de junio de 2017

ellos dicen...





"Se miran uno a la otra y no ven nada.
Se gritan porque ya no hay mas que hablar".

Joaquín Sabina


*****


"Cogí lo mejor que tenias que ofrecer.
Usaré lo mejor de lo que me dejaste".

Lucinda Williams





viernes, 23 de junio de 2017

los juegos de Violeta



En la mesa redonda, Las chicas de charla y Pito leyendo en su iPad.

* ¿Que os gustaría ser? preguntó Violeta.

* El secreto de alguien, dijo Mildred.

* La sonrisa de alguien, añadió Lucy.

Pito dejó de leer e intervino

* Yo soy el secreto que hace sonreír a alguien.



jueves, 22 de junio de 2017

soluciones Pito s.a.



En las paredes colgadas personas leyendo. En la barra un joven le cuenta su cuelgue a Jota.

"Creo que lo que pasa es que me falta un hervor. Me quedo en casi. Como un buen cuadro sin marco, o un poema sin ritmo, o un coche con solo tres ruedas, o un sol que no calienta..."

Jota le interrumpió.

"Oye ¿cuando fue la última vez que alguna persona te dijo que eras importante?"

"Contesto en días, en semanas o basta en meses?"

"¿Eres importante para ti mismo?" Intervino Pito.

"Creo que si"

"Pues dítelo y rompe la racha".





miércoles, 21 de junio de 2017

la gran diferencia entre "para" y "por"



El tipo bebía en la barra, al otro lado del mostrador Jota leía.

"No se Jota, pero eso de llamar Hope al local...la esperanza suele ser algo que paraliza en la espera".

"Es que suele haber una equivocación sobre que es la esperanza -esa cosa sin plumas que dijo Emily- y no es un optimismo ciego, o ignorar la enormidad de las tareas que nos quedan por hacer, o no saber que habrá obstáculos en el camino. La esperanza que nombra mi café es ese impulso interior que algunas personas tenemos -contra toda evidencia que señala lo contrario- de que existe algo mejor que podemos alcanzar si nos atrevemos a salir a conseguirlo. Esta esperanza que dice que el destino no está escrito para nosotros, sino por nosotros".

El tipo no pareció muy convencido.

Cuando se fue se acercó Pito a la barra.

"Ponme un vaso de ese vino blanco neozelandés que tan escondido tienes, Sr. presidente".

Jota se reía mientras le servía.




martes, 20 de junio de 2017

latidos



El sol quemaba.

Las gente -acalorada- iba llegando de la playa.

La sombra del Hope invitaba.

El local lleno.

Los habituales en la gran mesa de la esquina.

"La vida es un camino loco sin nada garantizado" decía Lucy.

"Me reinventé una vez. Puedo hacerlo de nuevo" decía Guille.

El vino un verdejo frío.

La vestimenta informal, ligera.

En las paredes V. y K.N.

Suena la canción bandera de Cohen.

Sobre la mesa un libro de Simone.

El sol quema.

El Hope invita.





lunes, 19 de junio de 2017

de prisioneros y ropa de camuflaje



Estábamos en la terraza en la parte superior de la casa de Pito. Tomábamos unos vinos o cervezas en espera de ir a cenar.

Mildred había traído una amiga nueva. Justo le decía Guille eso de "preocuparte demasiado de lo que los otros piensan de ti acaba convirtiéndote en prisionera" cuando apareció el anfitrión en ropa interior.

La nueva -que evidentemente no le conocía- fue la que no pudo menos que preguntar.

"¿Qué haces en calzoncillos?"

"Me compré uno de esos pantalones de camuflaje y ahora no los encuentro" le contestó.

"Este no se preocupa demasiado de lo que piensan otros ¿no?"

Era nueva, pero era rápida.




domingo, 18 de junio de 2017

el tiempo se mide por su valor, no por su duración




No pasaron ni diez minutos entre oír a una y oír a la otra.

La primera estaba en el coche, frente al Hope, esperando a que se pusiera verde el semáforo y le hablaba desde el asiento trasero al chofer.

"Tendrías que asumir que hay momentos que exigen ser cumplidos. Como decirle a alguien que le quieres. O regalarle tu tiempo. Porque tu corazón sigue latiendo, ¿no? Nada te encadena, ¿no? No hay nada más patético que la prudencia cuando lanzarse podría arreglar una vida. Incluso -con bastante probabilidad- la tuya".

La segunda estaba en el sofá leyendo, y se lo dijo a una amiga, puede que contestando a algo que la otra había dicho antes. Dejó el dedo señalando una linea y levantó la vista para hablar.

"¿Crees que la felicidad es un abismo? Y claro, no se puede dar un paso en falso no vaya a ser que se me estropee el calzado. Pues te diré que es mejor elegir darse el gusto. Porque en cualquier zapatería se encuentra un nuevo par. Y ya vas sabiendo que la oportunidad de felicidad o se aprovecha o se esfuma".


Diez minutos a lo sumo, pero día bien aprovechado.




sábado, 17 de junio de 2017

ellos dicen...




"Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos de pie".


Emily Dickinson



*****


"El principio es siempre la parte que está mas lejos".


Benjamín Prado




viernes, 16 de junio de 2017

la gente cemento y el genio de la lampara





La tarde cansada se dirigía a perderse en noche.

Llegó de la calle, se sentó en el saliente de la ventana y -sin quitarse el sombrero- empezó a despotricar.

"La gente va por la calle con la mirada perdida, con actitud cansada, malgastando su tiempo de vida en rutinas carentes de excitación. Dejan que los días avancen en modo noria, siempre volviendo al mismo sitio. Como si hubiera tiempo.
Y no.
No hay.
El tiempo es poco para todo lo que vale la pena hacer. A mi no me llega. Quiero llenar mis días de todo lo que verdad me excita.
No quiero ser gente cemento".

Pito levanto la vista de su iPad, leía el último Connelly.

"Voy a ser el genio de la lampara para ti. Pide cinco deseos".

"¿No son tres?"

"Si. Pero es que te veo muy jodida. Ya sabes, la versión mala de jodida".

Aun estamos riendo.
Ella también.