.

.

viernes, 20 de octubre de 2017

obstáculos, vida y besos




Se hacia fácil notar el desequilibrio entre la calidez del Vettriano y lo monocromo que era soportar la lluvia fría en la calle atestada de gente.

Desde mi seguro y cómodo sitio en el Hope vi llegar a la que podríamos asignar el nick de "la mujer de las mil bolsas", seguro que el ritmo de la canción de Wilson Pickett se acomodaba a su velocidad de desplazamiento.

se sentó cerca de la ventana, se descabalgo las bolsas, encargo su vino y aún no se había sentado cuando le sonó el móvil.

* .....

* Pues mira, justo ayer un parroquiano del café que frecuento -creo que le llaman Pito- le contestó a una amiga que le preguntaba cuales eran los obstáculos de debía vencer para lograr la felicidad con un rotundo "creer que tienes obstáculos". Pues eso.

* .....

* No importa la situación. Una cosa te voy a decir; no permitas que las emociones tengan mas poder que la inteligencia.

* .....

* Solo vas a vivir una vez. Eso si, dice la rubia de las frases geniales que "...si lo haces bien una vez es suficiente".



pausa


* .....

* No te disculpes, una cosa te voy a decir, un beso tiene derecho a interrumpir cualquier frase.



jueves, 19 de octubre de 2017

ellos dicen...



"La gente piensa que soy una persona muy rara. No es verdad. Tengo el corazón de un niño pequeño...
...está en un bote de cristal en mi escritorio".


Stephen King


*****


"Mi mujer es una inmadura. Yo estaba en la bañera y ella vino y hundió todos mis barquitos".


Woody Allen





miércoles, 18 de octubre de 2017

lo inolvidable



Las cicatrices son otra clase de memoria.




martes, 17 de octubre de 2017

la vida es corta, toma el postre primero



Cuando le quité la ropa no vi marcas de bronceado, toda la piel estaba igual de morena.

La noche de sexo fue de las que se convierten en inolvidables.

Cuando me desperté no estaba en la cama.

Fui a la cocina, me hice un muy cargado café con leche.

La vi en la playa. Dormía bajo el sol tumbada sobre una toalla, una almohada y dos cojines. Comprendí la falta de marcas. Ventajas de tener casa casi sobre la arena.

Preferí no despertarla.

Fui a su biblioteca, enorme, curiosee un poco y elegí "Los diarios completos" de Sylvia Plath para leer.

No se cuanto tiempo pasó.

Entró desnuda. Me miró.

"Me vendría bien un polvo de madrugada" dijo "No es por nada Sara, pero son las doce cerca de la una" contesté mirando el reloj "Pues eso" respondió "Vale, pues polvo de madrugada" concedí.

Fue mejor, mucho de muchísimo mejor, que los de la noche.

"Eres una gran amante, Lucy" me dijo. 





lunes, 16 de octubre de 2017

si es que....




La cosa prometía. A pesar de ser una cita a ciegas propuesta por amigos comunes y no conocernos de antes. A pesar de acudir a la pizzería de moda sin reserva. Nos dieron una de las mesas estrellas, esa que está debajo del cuadro en la que hay un ramo de flores con el añadido trasero de una chica.

El vino resulto excelente. Mi plato tenía una pinta extraordinaria. Supongo que lo que estropeó todo fue que ella estaba focalizada en arreglarse los labios.

Yo susurre "Te comeré enterita".

Ella puso cara de indignada, "¿eso me dices a los cinco minutos de conocerme?" se levanto indignada de la mesa "no eres como parecías" e indignada me dio una bofetada "comete esto" soltó antes de salir indignada por la puerta.

Yo le estaba hablando a mi pizza.





domingo, 15 de octubre de 2017

lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible



Imaginar es una maravilla bien empleada...

...pero si come las patatas fritas con tenedor no creo que vaya a hacer esa cosa que te gustaría.



sábado, 14 de octubre de 2017

la puerta a la inmortalidad



Las paredes decoradas con dibujos simples. En la barra Pito con una simple copa un vino. En los altavoces simplemente sonaban los Cowboys Junkies, bajito para que se pudiera hablar.

Ella hablaba -quizá un poco alto- por su móvil.

* Esa es la marca de los barbaros: Destruir lo que no comprenden.

* .....

* Una de dos, tienes que elegir: Ser un producto de las circunstancias o un producto de tus decisiones.

* .....

* Hay cosas que conocemos. Hay cosas que no conocemos. Entre medio hay una puerta. ¿Te quedas con lo que conoces pero no te gusta o la abres?

* .....

* Todos somos mortales (pausa) bueno, hasta el primer beso y el segundo vaso de vino.

En este momento fue cuando Pito se le acercó.

* Veo que ya has bebido dos vasos de ese excelente vino, ¿deseas que te haga inmortal?

* Te dejo -dijo ella al teléfono- me invitan a abrir una puerta.



viernes, 13 de octubre de 2017

sonrisa joven, sonrisa adulta



Ella se miro al espejo y sonrió. Hoy podría ser el dia.

Mientras, muy lejos de allí, la jovencita volvía a la casa familiar después de una fiesta que se había alargado de puro divertimento hasta que la madrugada ya clareaba.

Después de la ducha, todavía desnuda, se paró ante el cajón de la ropa interior. Dudaba...

Entró en casa sin hacer ruido, no quería que sus padres detectaran su hora de regreso. En su dormitorio se quitó la ropa despacio, entreteniéndose en cada pieza.

Se puso el vestido rojo, eso estaba decidido desde el primer momento, era suelto, pero al moverse se pegaba a su cuerpo. Le gustaba lo que eso provocaba en quienes la miraban (sobre todo al haber elegido no llevar bragas).


No le venía el sueño, decidió sentarse en la ventana y recrear la velada, por pura rutina pulso el botón del ordenador. En la ventana permitió que todo el cansancio acumulado es esa noche de no parar la adormilara, cerró los ojos.

Conducía escuchando el cd que se había grabado con sus canciones favoritas, en ese momento sonaban seguidas las dos de Milanés. "Yolanda" y "Para Vivir". La mejor manera de resumir un amor; el principio y el final desolador.

Tuvo un presentimiento, y se obligó a abrir los ojos y acudir al ordenador. Si, tenia un mensaje. Era de él, decía "Me gustó besarte"


Ella sonrió.


Aparcó, cruzó la calle sintiendo cierta excitación. Le vio desde la calle, estaba sentado en la mesa de la ventana. Entro en el café y fue en su dirección. El "hola-hola" rutinario, y se sentó. Entonces él movió su silla, se aproximó, le puso la mano derecha en la mejilla y la besó muy suavemente. Solo después de un tiempo, que a ella le pareció una eternidad, la lengua rozó -solo rozó- sus labios.


Cuando se apartó, ella sonreía.





jueves, 12 de octubre de 2017

a buen entendedor.....



* Invítame a un helado, dijo ella.

* ¿Copa o cono? preguntó él.

* Cono, me encanta lamer. Cerró ella.



miércoles, 11 de octubre de 2017

la vida a fragmentos





Asisto a la inauguración de una exposición de fotos en la galería de un amigo que sospecho quiere tirárseme. Me he puesto una chaqueta encima del vestido, voy sin tacones.

El comisario debió ser un hombre porque se ve mucha teta.

Mucha copa, poco canapé y gente hablando de cosas intelectuales con semblante serio.

Voy recorriendo el lugar y escuchando fragmentos al vuelo.

"Hay que negarse a rebajar nuestros criterios para adaptarlos a esa gente que se niega a mejorar los suyos". Dice un tipo bastante guapo rodeado de una corte de veinteañeras.

Me encuentro un par de conocidos, uno con mas gomina en la cabeza que pensamientos, el otro se olvidó de peinarse esta mañana. Les saludo superficialmente y me alejo.

"Lo que sucede no suele ser tan importante como nuestra reacción ante lo que sucede". Esta diciendo una señora que tiene la atención de su corro.

El despeinado esta solo ageciándose otra copa de vino. Me acerco por detrás y le susurro.

"Me gusta esa sensación de que solo tu y yo sabemos lo que el resto de la gente ignora cuando intercambiamos un saludo ceremonioso.

Me mira. Sigo.

"Porque nadie sospecha que es falso tu descuido y cuanto cariño esconde mi gesto indiferente".

Sonrió, le quito la copa y me alejo.

"No tienes que ser grande para empezar" le dice el dueño de la galería a un aspirante a pintor "pero debes empezar para ser grande".

Mirando una de las fotos, choco. Con él, claro. Un perdona estaba despistada y un no la culpa es mía y nos separamos.

Empiezo a aburrirme, saludo con la mano al propietario de la galería a modo de despedida y salgo a la calle. Meto la mano en el bolsillo de la chaqueta, hay algo, lo saco. Una nota. Me la ha debido colocar al chocarnos.

"Que sepas que tu, precisamente tu, eres uno de mis pensamientos mas bonitos".

Sonrió. Como no le voy a querer, pienso.