.

.

domingo, 23 de octubre de 2016

los plátanos y las niñas buenas





Nadie me convencía para cambiar de idea, el Paul le estaba mirando el culo a la tipa.

Y Jota había colocado asi la imágenes con ese intención.

Pero lo que se convirtió en mi ráfaga del día fue la extrañeza de Ambrosio y la contestación de Obdulia.

En primer lugar copiando la táctica de Pito le había preguntado por el color de sus bragas y ante el no se de la mujer el había dicho que seguro que si sabía. "Es que me da apuro" dijo ella. Y se puso a comer el postre.
A Ambrosio se le salían los ojos de las órbitas. No pudo menos que preguntar.

* Pero ¿Quien come un plátano de forma horizontal?

Ella sonrió porque había conseguido la pregunta que deseaba.

* Mi madre me dijo que las niñas buenas tienen que comerlo así.
Y sonrió traviesa.

Ambrosio se quedó pensativo, yo volví a mi casa en busca de mi sofá, pensando que Obdulia sumaba timidez y travesura con toda naturalidad.

Solo apuntar que al salir del Hope la Mary miraba a Ambrosio con cariño.





8 comentarios:

  1. Eso de comer los plátanos de forma horizontal lo veo yo para gente extremadamente rara...

    Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves: Esa gente o las niñas buenas

      jijiji

      Eliminar
  2. Entre el apuro de Obdulia y la falta de soltura de Ambrosio, estos dos no adelantan mucho. Pero yo estoy convencida de que hacen buenas migas.
    Y no me extraña que la Mary lo mire con cariño: si es que es muy tierno.

    Dile a Obdulia que el plátano es mejor en un bol y con cucharita, acompañado de helado, caramelo o miel.
    Ah, espera, que lo hizo adrede para mosquear al bueno de Ambross. Ya, ya :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles: Es que la Obdulia es mala, mala. ¡¡ Mira que no contestar a las preguntas esenciales de Ambrosio !!

      Tu que lo miras con buenos ojos.... casi como la Mary.

      Tu opción come plátanos parece sabrosa...pero para nada mejora la original.
      Si, creo que había intención. Fue para hacer un regate y dejar de hablar de colores de bragas.

      Eliminar
  3. Esa combinación de timidez y travesura de Obdulia me parece que está volviendo loco a Ambrosio, mira que me da que se nos está enamorando un poco de ella. Esa chica promete, ¿qué más le habrán enseñado que hacen las chicas buenas? jajaja o mejor ¿qué será para ella ser una chica buena?
    Y Paul no sé si le estaba mirando el culo pero qué está fascinado sí que lo parece y que está él mismo fascinante, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita: Ambrosio está interesado desde que la conoce (¿enamorado? ¿eso existe?).

      Si, también yo estoy interesado en las enseñanzas de esa púdica mama.

      Mirándole el culo, sin duda.

      Eliminar
  4. PRIMERO: El culazo de impresión. El momento en que la cintura empieza a ser cadera es un salto abrupto dibujado en una curva imposible de trazar con medios técnicos. Las hay que no lo logran ni con corsé, y ahí está la medio rubia vestida de piel sin photoshop ni retoques (fotográficos quiero decir), dando una lección magistral de anatomía y geometría de curvas y superficies.

    El resto de la entrada ¿de qué iba? ¡Ah, de plátanos! No es mi fruta favorita ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: está bien eso de PRIMERO cuando no hay mas números.

      Matricula de honor en la descripción del culo.

      Veo que entiendes a Paul (ese que esta debajo del culo)

      Lastima, ese plátano daba mucho juego.

      Eliminar