.

.

miércoles, 22 de marzo de 2017

enanos y lo que ronda por sus cerebros



Yo paseaba por el centro de esta ciudad con tamaño de pueblo. Abrigado que el día se había levantado cabroncillo y hacía frío.

Era la hora de a salida de los colegios.

Delante mía tres madres hablando de sus cosas, cerca esperando la orden de andar sus tres hijos, varones los tres, con su bocadillo los tres.

* A mi me gusta el de los cuchillos en la mano. Dijo el moreno.
* ¡Que va! mucho mejor Superman, dijo el rubio.
* No, el de los cuchillos te fulmina en tres segundos.
* Ya, y Superman solo en tres.

Entonces fue cuando intervino el pelirrojo.

* Mi madre en un segundo os fulmina a los dos, al de los cuchillos y a Superman.

Mire a las madres, no tuve duda de cual le pertenecía al pelirrojo.

***

En la puerta una niña que acababa de salir hablaba con su madre, lo primero que alcancé a oír es lo que la madre le decía.

* ¿Y por que el la redacción de las flores has hablado de las mariposas?
* Mamaaaaaa, es que las mariposas son flores autopropulsadas.

La risa de la madre ocultaba cierto deje de orgullo, creo.




12 comentarios:

  1. jaja si a mi me gritaran eso de ¡cállate o te mataré!... moriría seguro ! ; )
    Qué maravilloso el mundo de los peques, con esas salidas alucinantes que tienen ..a mi sieempre me dejan con la boca abierta, cuando sueltas cosas como esas preciosidad de mariposa = flor propulsada ( jaja esta preciosidad seguro que se le ocurrió al pequeño de GUILLE ; ) Como para no derretirse enteritas las mamás .. lo único malo d los niños es... que crecen jajaja

    ResponderEliminar
  2. María: Si un juez consigue callarte, tu madre seguro que también.

    Entre la imaginación que tienen, que aun se creen lo que les cuentan y que a esa edad piensan que todos pueden hacerlo todo sus ideas pueden ser de lo mas descabelladas.

    Las mamas se derriten hasta de las tonterías mas tontas.

    Es necesario aclarar que Guille no usa eso de tener pequeños.

    ResponderEliminar
  3. jaja es verdad, si es que soy boba.. me cuelgo una fama inmerecida .. jaja

    Bueno yo a imaginación gano a la mayoría de los niños que conozco, lo he comprobado! jaja debí caerme en la marmita de la imaginación como Obelix se calló en la de la fuerza, su ingenuidad es lo que les hace adorables y eso de " GUILLE no usa eso de tener pequeños" ¿qué quieres decir? ¿que no te gustan los niños? .... jeje.. eso es porque les has probado poco, a mi me gustan mucho, pero solo desde que hablan .. los bebés solo para hacerles cuatro monadas y ver lo ricos que son un instante, solo lloran y eso me aterra ... necesito comunicación verbal ; )


    Bueno chiquitín, que descanses .. tu mami seguro que babea aun hoy contigo ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María: Mantener activa la imaginación ayuda y mucho a vivir.

      Me gustan ese ratito que son graciosos. Pero esos ratazos en que condicionan todos tus horarios, viajes, y demás no demasiado.
      Me encanta ver a la hora de salida del colegio con que ilusión y entusiasmo cuentan esas cosas extraordinarias que les pasan en clase. Mientras la madre -casi siempre la madre- va dandole al móvil porque ya se sabe todas las historias. Pero mas de esos ratos ispirados me parece que no están creados para vivir cerca de mi.

      Los bebes no son ricos, la inmensa mayoría son feos. Eso si algunos crecen y son guapísimas personas.

      Eliminar
  4. Livy tampoco usa eso de tener pequeños, no porque no le gusten sino porque no los tiene. Cuando se ve a un bebé siempre se dice; ainsss me lo comería y cuando crece y es adolescente se piensa, ¿por qué no me lo comí?

    Decir que las mariposas son flores autopropulsadas es una divinidad de frase, vamos, para comerse a besos literalmente a quien la pronunció.
    Los niños con esa inocencia, esa mirada limpia, esa ingenuidad son una fuente inagotable de frases y actos encantadores.

    * Por eso me encanta no haber matado a la niña que hay en mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olivia: Cierto, son una fuente inagotable de sorpresas.

      Y también cierto, es bueno conservar algo del espíritu de cuando todo es posible y todo sorprende.

      Eliminar
  5. Es que los niños pequeños somos la monda :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles: No puedo negar esa afirmación.

      Eliminar
  6. Cierto que las mamas acostumbramos a derretirnos siempre con nuestros niños pero hay mamás y mamás, las de la pausa café del cole, mi niño es el más bueno y mejor del mundo mundial y yo soy mega perfecta a mi me resultan del todo insufribles.

    Corre un vídeo por la red sobre los Millenials a los que se acusa de ser niños malcriados, que no toleran la frustración y que se han criado pensando que todo lo pueden, y se culpa en gran parte a los padres que les han consentido todo y les han hecho creer que son los mejores del mundo mundial. Yo discrepo un poco, creo que como en todo hay de todo, hay chicos de esta generación que saben disfrutar y también lo que es el esfuerzo y el trabajo duro y otros de otras generaciones que saben disfrutar mucho pero de trabajo nada de nada y otros que solo trabajan como obsesos y no saben hacer nada más, así que depende del niño y de los papás que te han tocado en suerte, si son de las mamás del café, pobrecitos. Me enrollé, pero lo cierto es que las salidas de los peques son de lo más graciosas, imaginativas y te los comerías aunque hay momentos en que te ponen en situaciones de lo más embarazosas pero ese también es su encanto.
    Esa inocencia, imaginación desbordante y esa vida que derrochan por todos los poros es algo que no se debería perder nunca, pero crecemos y empezamos a reprimir a ese niño interior, bueno algunos más que otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita: Quien te lea va a pensar que eres una mama de algún Millenial pero eso si, de los que saben disfrutar y lo que es esforzarse.

      Hay dos tipos de conversaciones de las que huyo: Las mamas contando las gracias de su hijo y los tipos que discuten de futbol a partido pasado.

      Lo que me gusta de los enanos es que todavía lo descubren todo, todavía se asombran con lo que descubren, todavia tienen curiosidad para aprender.
      Lo he contado muchas veces, a un amigo mío le preguntaron eso de que quieres ser de mayor y con toda la naturalidad dijo "caballo".

      Eliminar
  7. Jajajaja cuantas veces me habré reído, como la última mamá… es lo que tiene trabajar con peques. Es cierto que tienen cada salida… me encantan los niños, pero aún no se si los tendré propios, es un tema que inevitablemente ponemos sobre la mesa últimamente, pero el hecho de que nos lo pensemos tanto, nos da que pensar si de verdad lo queremos. Aunque tenemos todas las presiones del mundo mundial, sobre nosotros.

    Desde que apareció el “4” detrás del 3…

    Nos gusta sentirnos libres, por eso nunca nos hemos casado y supongo que con ese otro tema nos pasa un poco lo mismo. Aunque claro, hay días que vuelvo del trabajo con unas ganas terribles de tener mi propio peque, a quien apachurrar de mimos hasta el fin… ¿qué sucederá? Es aún un misterio.

    Por lo pronto, varias amigas que “me querían mucho” se han alejado un poco, desde que son mamás y han descubierto que yo no lo tengo tan claro. Pero es una decisión que nadie la puede tomar por nosotros, por mucho que no les entre en la cabeza.

    Besitos Guille :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lua: Yo me rio mucho con ellos, pero media hora me parece suficiente.

      Decidí siempre que no quería tener enanos. Catorce años dependiendo mis horarios del suyo me parece excesivo.

      Y una delas cosas que no aguanto es las conversaciones de mamas, que parece que ya no viven su vida, solo la del hijo. Las otras conversaciones que no aguanto son la delos tios hablando de futbol.

      Las presiones exteriores no deben pesar. Es una decisión única y exclusivamente vuestra.

      Tus amigas las mamas van dejando de ser jovenes mujeres para convertirse en eso: mamas.

      Eliminar