.

.

miércoles, 8 de marzo de 2017

la lista ( 2 ) oportunidad de saber




Patricia estaba sentada en el bar de la facultad, con toda su concentración fija en ocho hojas desplegadas delante de ella. Cada una tenía un encabezado: Arquitectura, pintura, teatro, danza, literatura, música, escultura y poesía.
En pintura, literatura y música había anotado algunos nombres. Las demás estaban vacías.

“Hola, estamos en el mismo grupo” 

Al levantar la vista Patricia vio a Miguel. (Una ráfaga rápida por su cabeza ¡que guapo!).

“Si. ¿Tienes alguna idea?”
“Bueno, podríamos repartirnos los temas y cada uno ocuparnos de dos actividades”.
“¿Y como las repartimos?”.
“Elegimos lo que nos gusta y sorteamos lo que sobra”.
“¿Y si nos gusta a todos lo mismo?”.
“Sorteamos las coincidencias”.
“¿Crees en la suerte? O simplemente te gusta jugar”.
“Vaya, veo que ya tienes una opinión sobre mi”.

Patricia sintió un calambre en su barriga, porque era cierto, tenía una opinión sobre él, sin conocerlo. Era guapísimo, los compañeros decían que la familia tenía muchísimo dinero, siempre estaba rodeado de chicas, siempre se le veía sonriendo, bien vestido (con ropa cara). No había tenido oportunidad, quedó catalogado como un pijo chulo.

“Si, perdona. Creo que tengo una opinión sobre ti sin conocerte”
“Suele pasar. Me suele pasar. A nadie le interesa como soy. Se quedan en la superficie. Pensar es difícil se hace mas fácil juzgar”.
“¿Y?”
“He aprendido a arrancar las ventajas que eso me ofrece no creas; pero es decepcionante”
“Y tu, ¿piensas algo de mi?”

Miguel sonrió. Y, solo entonces, se sentó en la mesa.

“1º sabes que eres guapa, 2º sabes que una pelirroja llama la atención, 3ro sabes que todos dicen que eres la niña mimada del profe y 4to toda la clase habla de que tienes muy buenas notas”
“Eso es lo que se yo, y lo que la clase habla. Y Miguel ¿Qué piensa?”
“¿Importa?”
“Al mundo nada, a mi aquí y ahora; si”
“Muy buena, eres muy buena” Miguel sonreía abiertamente “la una y la dos totalmente de acuerdo, la tres parece que si, la cuarta es obvio, una cosa objetiva. Creo que he tenido suerte al caer en un grupo de trabajo contigo. Y pienso que eres amable. Con tus amigas, con los que te piden apuntes, hasta con algún baboso de los que te pretenden”
“¿Amable?”
“Si. Es una gran cualidad, muy difícil de tener. Lo digo en serio. Tratar bien a los demás. No a la familia. No a los amigos íntimos, los amantes. No, a la gente. Convertirlos en personas”.
“Lo tomo como un halago”
“Lo es”
“También me has prejuzgado”
“Si, creo que todos lo hacemos. Solo que tu sueles salir muy favorecida; a mi me ven el exterior”
“¿Hay interior?”
“Yo creo que si. Lo espero. Lo deseo. No voy a quejarme de mi físico ni de mi dinero, pero son cosas que me han sido dadas sin mi merito. Lo que haga con mi vida si se me podrá achacar a mi”.

Patricia le miraba como si fuera la primera vez. ¡Que diferente era el Miguel imaginario del chico sentado delante de ella! ¡Intentando gustar! (él, el mas guapo), intentando ser valorado. A ella le había pasado, conocía esa sensación, esa necesidad de ser brillante para que valoraran su interior y no se quedaran en la superficie. ¿Amable? Tenia que meditar sobre eso.

“Dos actividades cada uno solo se hace para aprobar, para cubrir el expediente. ¿Conoces arquitectos? ¿Bailarinas? ¿Teatreros? ¿El nombre del pintor de esa cuadro de dos que caminan? Nos ha dado la oportunidad de saber. Al buscarlos los conoceremos, algunos nos gustaran y se quedaran con nosotros el resto de nuestra vida. El conocimiento nos enriquecerá”

“Ves, por eso pensé que estar contigo era una suerte”



28 comentarios:

  1. Es verdad, qué manía tenemos de prejuzgar sin conocer, etiquetar solo por las apariencias, lo poquito que sabemos e incluso sin saber nada cierto, solo por lo que oímos. Yo misma lo he sufrir montón de veces aquí y fuera de aquí en el pasado, por eso odio tanto las etiquetas, los estereotipos, pero ya me da igual, quien quiera conocerme que se tome el trabajo de hacerlo y quien no, pues eso, que piense lo que quiera. Han comenzado muy bien estos dos, prejuzgando la situación jajaja tienen futuro. Te ha quedado un diálogo estupendo, entretenido, ágil y natural... muy bien hecho, sí Sr.

    A ver cómo continúa esto... ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María: Conocer necesita poner algo de nuestra parte, juzgar no. Se va a lo fácil.

      Con muchos compañeros de clase conoces a quienes te son próximos. De los demás sabes por referencias no contrastadas.

      Eliminar
  2. ¡Que conversación más auténtica!, de las que me gustan. Me encanta cuando las personas hablan desde su yo: "Yo he venido aquí a hablar de mi (lo del libro lo obvio..jajaja). Entrar a saco en lo que hay por debajo de la piel, en lo que nos iguala a todos: los miedos, las dudas, la sensación de ser extraños, la aceptación, el difícil equilibrio entre sentirse parte de algo y ser uno mismo, individual e irrepetible.

    Hasta me he enamorado un poco del guapo con pasta.

    ¿He dicho un poco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: Dos que se han juntado por una orden exterior y solo tienen para empezar una tarea común.

      Y se descubren.

      Guapo y con pasta, ese es un chollo.

      Eliminar
  3. Vaya, me impresiona el desparpajo de estos dos. Qué desenvoltura, qué madurez, qué claro lo tienen todo.
    Lo malo es que son muy guapos. Sí, pobres, tener que demostrar que tienen un interior... Los feos y los inseguros lo tienen mucho más fácil.

    PD: usted disculpe, es que hoy me he levantado irónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles: Cada persona se enfrenta a los problemas que su genética les marca. La queja de los guapos sobre que les valoran solo por su superficie y nadie intenta profundizar es recurrente.

      Pd: Se levante usted como se levante siempre le salen comentarios interesantes. Nada que disculpar.

      Eliminar
    2. Ángeles: ¿Y ahora vienes con un tanque?

      Eliminar
    3. Ángeles: No se si es una sonrisa de "que gracioso eres" o una sonrisa sádica antes de aplastarme.

      Eliminar
    4. Ángeles: Es lo que sospechaba.

      Eliminar
  4. De verdad vaya trabajo que tenemos que estar haciendo siempre los guapos para que los demás miren más allá y no se queden sólo con la superficie. Cuanta superficialidad hay!!!!! jajajajajajajajaa

    Vale, después de este momentazo tonto, sí es muy fácil quedarse con lo que se ve a simple vista y partiendo de eso hacernos una composición de cómo es la vida de la persona, de cómo piensa, de cómo siente, de cómo es...es algo verdaderamente inteligente, si.

    El conocimiento nos enriquecerá, muy cierto y yo añado; el conocimiento nos da poder y libertad, quizá por eso durante tantos años le estaba vetado ya no sólo a las mujeres sino también al "populacho".

    Ya dije ayer que aunque jamás me gustó hacer trabajos en comuna, cuando se juntan conocimientos tan diferentes iba a resultar enriquecedor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prozac: Cada persona ve la vida desde su perspectiva personal. Y si, los guapos quieren que se les valore por quienes son, no por como son.

      Lo que pasa es que los que no somos guapos les concedemos el que viven con ventaja de salida. Lo cual es una verdad verdadera. Pero es sabido que los que valen la pena prefieren que les digan que listo eres a que guapo eres.

      Bien cierto, conocer enriquece, da poder y libertad. Como se dice por ahí; ¿crees que la educación es cara? prueba con la ignorancia.

      A mi me gustaban tan poco que acababa ofreciéndome yo a hacer todo el trabajo.

      Eliminar
    2. Imagino que a los guapos quieren que se les valore en conjunto, eso claro, si son guapos listos.

      Salen con ventaja si la carrera fuera los 100 metros, al ser una carrera de fondo la ventaja inicial no es tanta, porque en cada paso tienen que estar demostrando que no son solo eso sino mucho más....

      Tú también te ofrecías a hacer todo el trabajo? yo también, al final era más rápido y mejor.

      Eliminar
    3. Prozac: Todos queremos que se nos valore por como somos no por como somos (¿notas la diferencia?).

      Los feos que no se mire el exterior y que se den cuenta de lo maravillosa que es su personalidad.
      Los guapos que si, que se mire su privilegiado exterior, pero que eso no evite que valoren la esencia.

      Lo mio era un poco para mantener la nota y otro poco de mi autismo genético que hace que me molesten las reuniones innecesarias con gentes no significativas en mi vida.

      Eliminar
    4. La noto, porque soy una guapa lista, jajajajaja

      Lo mio era porque se perdía mucho tiempo en discusiones inútiles y el tiempo es oro.

      Eliminar
    5. Prozac: Nunca me habría atrevido a dudarlo.

      Un matiz; si el grupo valiera la pena no seria una perdida de tiempo que se tardara mas en llegar a las conclusiones. Lo malo es cuando tienes que estar con quien no eliges y eso te impide estar con quien desearías.

      Eliminar
    6. Fijatetú es lo que quería decir, pero sinteticé tanto que no se entendió, en fin...

      Eliminar
    7. Prozac: Creo que te había entendido, solo matizaba que si en el grupo estaba LA persona que me interesa yo haría trampas para que hubiera mas y mas largas reuniones.

      Eliminar
  5. Creo que todos hemos tenido esa conversación con amig@s en las que nos confesamos ya con la seguridad de la amistad consolidada lo que pensamos la primera vez que nos vimos, y siempre suele ser muy divertido...

    Aquí se prevé el comienzo de una amistad :)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves: Que recomendable es no vivir de prejuicios.

      Y menos de rumores.

      Yo soy pregunton. Es la mejor manera de saber.

      Eliminar
  6. Son malos esos prejuicios que nos hacen juzgar a las personas por su apariencia y cuánto nos podemos perder por quedarnos con el exterior y con lo que se nos sugiere. Es una fea manía esa de poner etiquetas a las personas, que limita y mucho.

    Creo que guapos y feos llevan en algún momento su san benito particular. Ambos son juzgados en primer lugar por la apariencia buena o mala, se podría pensar que la belleza puede abrir puertas pero a veces también las cierra porque ¿guapa (es que es el día de la mujer) y lista? que le pregunten a todas esas guapas que tienen que demostrar que detrás de una bonita apariencia también hay un cerebro que funciona mucho y bien. La fea ¿para quién? tiene más fácil demostrar sus méritos, son solo suyos y no de su apariencia.

    A lo que iba, me ha gustado tu historia y esas personas que se atreven a hablar y romper etiquetas, quién sabe (mi parte romántica) que puede salir de ese trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita: Prejuzgar sin saber es una de las autopistas al error.

      Diferente pero igual. El intento para ser reconocidos por algo diferente -y mas importante- que la apariencia exterior.

      Parece que de este trabajo saldrá -como mínimo- saber mas.

      Eliminar
  7. Ay madre mía... la historia de mi vida, que tenemos la manía de dar por sentado las cosas. De creer que por una primera o primeras impresiones, ya lo sabemos todo del otro... aunque es evidente que todo el mundo juzga, se crea una opinión, yo también, tampoco me libro.

    Pero luego estamos los que nos molestamos en transcender eso y nos interesamos por conocer como es de verdad la otra persona, más allá de la idea que tenemos en la cabeza.

    Me gusta como se está encaminando la historia. Parece majete Miguel, pero claro... solo es una primera impresión jajaja

    Entonces realmente el profe quiso sacar lo mejor de los alumnos, en especial quizás de su alumna favorita pues sabe que tiene gran potencial. Y por eso la colocó en un grupo un poco variopinto. La verdad es que creo, que de todo el mundo se puede aprender algo y que no hay que subestimar a los demás, solo por que alguien sea un poco colgado con las materias de estudio o llegue tarde... cada persona es un mundo y esta lleno de oportunidades para cambiar y también de algo especial, para enseñar a los demás.

    Aunque sea aprender a no ser de esa manera. Pero creo que todo el mundo aporta algo, de lo que uno puede aprender.

    ¡Ay menudo tostón te acabo de escribir, Guille!

    Creo que hoy tengo el día reflexivo... jajaja

    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lua: Lo primero; de tostón nada.

      No me gustan los pre juicios porque he sido muy prejuiciado. Erróneamente.

      Si, hay que trascender. No hay que juzgar sin saber. No hay que actuar en base a rumores. Tomarse la molestia de saber de lo que queremos opinar, sea cosa, humano o suceso.

      Los buenos profesores enseñan a aprender, no dogmas. Se puede aprender de los libros y de las personas. El potencial está en el alumnado. Hay que desarrollarlo al máximo.

      Estar en el bar no implica colgar asignaturas.
      Llegar tarde no significa falta de interés.
      jejejejejejejejejeje. No en está historia.

      Me gustas en tus días reflexivos. Si no fuera asi Jota no incluiría un gasto extra en servilletas para ti.

      Eliminar
    2. "Estar en el bar no implica colgar asignaturas. Llegar tarde no significa falta de interés." (Sip ya he descubierto que no se trata de eso jajaja).

      Como siempre comienzo desde atrás, desde la ultima entrada que leí, aún no había llegado hasta ahí.

      Siempre haces muy veraces e interesantes a tus personajes, eso enriquece mucho la historia. Logras que despierte interés... la estoy disfrutando mucho, Guille.

      Besitos y mil gracias por esas servilletas y por dejarme divagar y reflexionar :)

      Eliminar
    3. Lua: Me encanta como haces los deberes cuando vienes por el Hope. Desde atrás y todo lo que no está comentado. Ese es uno de los motivos por los que Jota te provee de servilletas.

      Es que esta historia es un juego de espejismos. Lo que se cree leído el comentario de cada miembro del grupo y lo que la realidad es.

      En las partes que aparece el sistema educativo casi siempre la chispa es algo ocurrido verazmente...y muy tuneado.

      Divaga y reflexiona. Aprendo mucho con eso.

      Eliminar