.

.

domingo, 23 de julio de 2017

el largo viaje de la sombrilla al cartelito



Es sorprendente lo que puede dar de si un día de playa para quienes -como yo- hace tiempo que no las frecuentamos para rebozarnos de aceite y permitir que el sol nos ase a fuego lento pero intenso. Vamos lo que en la edad media se consideraba una tortura.

Estaba yo haciendo de paragüero a una amiga que charlaba con una autodidacta de la sombra, que estaba contándole sus cuitas amorosas. Cuando la autodidacta decidió volver hacia el chiringuito, mi "protegida" aprovechó para decirme "Sabe que no debe, pero volverá a por mas".

Solo pude pensar que suele pasar.

Cuando ya hacía un poco de frío decidimos volver a los coches. Yo iba algo retrasado con uno de esos amigos de los amigos al que en realidad no conocía de nada, andábamos en silencio cundo dijo "Tener mala opinión de uno mismo no es modestia, es autodestrucción".

Solo pude pensar que algo de razón había en sus palabras.

Ya en casa, con un martini tipo Algonquin, escuchando a Cohen, con unos taquitos de queso y unas aceitunas pude pensar un poco mas sobre mi tiempo en la playa.

A mi me gustan las personas que se saltan los debe para hacer los me gusta. Considero que juegan en mi equipo. Por otro lado, pasarse el día resaltando las propias carencias me parece una insensatez del mismo calibre que solo ver tu perfil "bonito".

Y leí el cartelito que tenía colgado en la pared "Aprovecha la vida...parece comprobado que tiene fecha de caducidad".





14 comentarios:

  1. Dos cosas; Soy de su equipo :)

    Me fascina ese cartel. Apuraré la vida hasta la última gota.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves: Ese es un equipo siempre bien elegido.

      hay que colgar recordatorios en la propia casa para que la rutina no nos abrace sin que nos demos cuenta.

      Eliminar
  2. Me encanta cómo dices las cosas :D
    Y el sabio cartelito me ha recordado una dedicatoria que tengo en un libro de segunda mano: "Despierta, pequeña mía, y llena la copa antes de que el licor de la vida se evapore".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles: La verdad es que las digo como me salen.

      Aprovechar nuestro tiempo en la tierra es una de las cosas mas sabias que podemos hacer.

      Eliminar
  3. Muy bueno lo que escribes
    aunque yo soy de sol, tal vez xk aquí es esquivo
    y aunque soy de soy , suelo hacer lo que pone ese mismo cartelito

    las imágenes exquisitas , buen gusto , si señor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MaRía: La vida la saben vivir los vividores de sol y de sombra.

      Yo me he pasado a la sombra.

      Eliminar
  4. Jajajja el martini tipo Algonquín!
    Ufff hay quien solo habla de sus defectos para que le digas que no los tiene y hay quien es siempre "el más mejor"...qué lata de gente...

    El cartelito final...tan cierto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen: Las cosas hay que hacerlas con cierto estilo.

      Y lo mejor es dejar que los descubran por si mismos. Que si hay ya apareceran.


      El cartelito colocado en lugar bien visible. Hay cosas que mejor no olvidar.

      Eliminar
  5. Tal y como has descrito el día de playa: asándose al sol mientras hace de paragüero para una amiga y charla con un casi desconocido -esta charla me ha parecido la parte más interesante de la jornada- y lo bien que se lo monta en casa: martini tipo Algonquin (lo he buscado, por supuesto), escuchando a Cohen, con unos taquitos de queso, unas aceitunas y "sus" cartelitos...me da la sensación de que por esa casa pasa más vida que por la playas en temporada alta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: Es que que pase vida por tu casa te compete a ti...en la playa vaya usted a saber.

      Ni se me ocurrio que no lo buscarías, ya sabes si alguna vez vas a NY a pasarte por el salón de los escritores del Algonquin.

      Eliminar
  6. se dicen tantas cosas en esas frases del texto, que me perdí el texto! je...

    "somos feos pero tenemos nuestras canciones"

    abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. f: A estas alturas espero que ya te hayas reencontrado.

      Siempre me ha quedado la duda si de verdad se dijeron esas cosas. A mi me encanta lo de "no se lo hacia con feos pero conmigo haría una excepción".

      Eliminar
  7. Mucha tela que cortar en tu entrada, pero me quedo con la que es de mi cuerda: siempre prefiero hacer lo que me gusta a lo que debo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy: Es que lo esencial es siempre lo esencial.

      Eliminar