.

.

miércoles, 10 de enero de 2018

los infinitos abismos de la incomprensión humana.




La morena se puso la mano en el bolsillo de su vestido y dijo con cierta timidez...

* Cariño, ayer me dieron por detrás en el coche.

* ¿Hiciste el parte amistoso?

* No me has entendido.


*******


La madre se asoma a la puerta extrañada que la hija adolescente tarde tanto, la ve tonteando con el repartidor.

* Niña, deja de jugar con el panadero. Que puede ser tu padre.

* No me importa que sea mayor.

* No me has entendido.


*******


La dependienta cuando la rubia que le sustituye llega tarde al cambio de turno.

* Hija, llegas tarde. Y encima acalorada y sudorosa.

* Es que vengo follada.

* Ya, apuras el tiempo y luego las prisas.

* No me has entendido.


*******


* ¿Estás mas delgada no?

* Es que el negro me adelgaza.

* Pero si vas de rojo.

* No me has entendido.


*******


* Tu mujer me pidió que le ayudara con la estantería y acabé montándola.

* Yo para el bricolaje soy negado.

* No me has entendido.


*******


* Jo, siempre que quiero sexo con mi mujer le duele la cabeza.

* A mi no me lo dice.

* Tu no estás casado.

* No me has entendido.




8 comentarios:

  1. Jajajaja
    Buenísimos de principio a fin.
    El lenguaje es muy rico en polisemias, jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tracy: hay veces que no nos entienden. Hay veces que no quieren entendernos.

      Eliminar
  2. Jaja genial. Cómo lo logras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eme: Vivo con las orejas abiertas. Luego me gusta jugar a cambiar lo que voy escuchando.

      Eliminar
  3. Hay cosas que mejor decirlas a las claras y sin ambigüedad o si no callarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio: Cierto. Es lo que me gusta, lo que es, es.

      Lo que pasa en estas historietas es que quien habla lo dice claro y quien escucha entiende lo que no es.

      Eliminar
  4. Por el título de la entrada pensé que iba a ser un sesudo estudio de la condición humana firmado por algún erudito. Y así es.
    (Por si todavía no te habían llamado erudito)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: Si cambias sesudo estudio por fijarse en la vida y erudito por atorrante, aciertas de pleno.

      Si me lo habían llamado en mi profesión...pero había cierto tonillo irónico.

      Eliminar