.

.

sábado, 20 de mayo de 2017

el mantra del día




Yo hacía que leía, pero la verdad es que no dejaba de prestar atención a lo que Pito le iba diciendo a Lucy.

Cosas como...

"...es que a eso que llaman buenas costumbres nunca me he acostumbrado. No quiero resignarme a vivir con los códigos que marcan otros".

O como...

"...tengo un principio irrenunciable; mis deseos son ordenes para mi".

Empecé a repetirme como un mantra "Tener códigos propios, obedecer a mis deseos. Tener códigos propios, obedecer a mis deseos.Tener códigos propios, obedecer a mis deseos".

Y me perdí lo último que le decía Pito a Lucy, algo de si hoy por fin le iba a enseñar no se que, creo que oí las bragas pero no lo puedo asegurar, el mantra era lo que ocupaba toda mi atención.

"Tener códigos propios, obedecer a mis deseos. Tener códigos propios, obedecer a mis deseos.Tener códigos propios, obedecer a mis deseos".


25 comentarios:

  1. Vivir según los principios o códigos propios debería ser lo habitual. Aunque para ello hay que tener códigos propios, claro, y no todo el mundo los tiene. Hay quien no se atreve o simplemente prefiere guiarse por normas de conducta establecidas por otros porque es más cómodo: no tienes que plantearte nada, ni arriesgarte a que te surjan dudas, ni a que te consideren raro... Es como regirse por un manual de instrucciones que está de antemano escrito y aceptado.

    Y en cuanto a obedecer los deseos propios, parece lógico que también es lo deseable. Pero se me ocurre una aparente paradoja: ¿y si los deseos propios consisten en obedecer órdenes ajenas? Si es elección propia, será igual de respetable.
    Ya sabes, "ca cuá es ca cuá" :D

    ResponderEliminar
  2. Ángeles: Tienes razón, es mejor un código propio, andevasaparar.
    Y vuelves a tener razón, hay gentes que prefieren regirse por códigos establecidos vete tu a saber por quien y por que.
    Luego se pasan a vida quejándose que no les gusta su vida...¡¡Claro!! si la están viviendo con reglas ajenas.

    Si los deseos propios son de obediencia, son propios. Lo que pasa que vivir siguiendo los deseos de otros suelen llevar a incorporarse al numeroso grupo de personal que se pasa la vida quejándose. Básicamente porque los deseos de quien es obedecido rara vez coinciden con el obediente.

    ResponderEliminar
  3. Esa es una fantástica forma de vivir.

    Coniciendo la costunbre de Pito, las bragas de Lucy serian su mantra del dia

    Besos y feliz sábado !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves: Es una opción recomendable para la vida.

      Pito y Lucy son amigos de largo recorrido, y extrañamente para lo que son, sin sexo...por ahora.

      Eliminar
  4. Es un mantra estupendo.
    Pito y Lucy...lo van a poner en marcha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen: El mantra es casi de obligado cumplimiento.

      Pito y Lucy amagan pero no dan...entre ellos. Pero no creo que ella tenga muchos problemas para enseñarle las bragas.

      Eliminar
    2. Carmen: Conociendo a Lucy y conociendo a Pito mucho me extrañaría que no se las hubiera enseñado/visto.

      Hay alegrías que no hay que negarle a los buenos amigos.

      Eliminar
    3. Carmen: menos mal que ya te tengo en la lista de mujeres malas.

      Mira que negar algo que produce tanto entusiasmo.

      Eliminar
    4. Carmen: No creas que yo añado a alguien a mi lista de mujeres malas así como así.

      Eliminar
    5. Carmen: Y yo que sospecho que te encanta estar en la lista.

      Eliminar
    6. Carmen: Me han llamado cosas mucho peores.

      Eliminar
  5. Lo propio siempre parece mejor sobre todo si lo elige uno mismo. Es muy frustrante vivir con lo que otros imponen, aunque no se puede vivir al margen de todo y todos pero intentar conseguir la comodidad entre lo propio y lo de otros me parece una buena manera de vivir, sin renuncia a algunas cosas, negociando en otras y cediendo en aquellas que apetezca.
    Y hay buenas costumbres que son de lo más incivilizadas e insatisfactorias, lo interesante siempre es conocerse y saber vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita: debo darte la razón en tus dos párrafos.

      Lo mejor es elegir uno mismo. Y la parte de negociar no deja de ser una elección personal.

      Las buenas costumbres están establecidas por gentes que no se tomaron la molestia de consultarme, no me siento obligado a seguirlas.

      Eliminar
  6. vuelvo a tener problemas para acceder al blog y a los vuestros.

    Ahora estoy entrando por un puente que me he montado...no se lo que durara esta opción.

    La otra vez que pasó duró todo el finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como la otra vez, parece que lo arreglan el lunes.

      El "arreglador" tiene el finde libre

      Eliminar
  7. Tan malo es seguir como un corderito los códigos impuestos sin cuestionarse nada, como llevar la contraria por norma. Hay buenas costumbre que son buenas y dignas de ser practicadas y otras que no lo son... suponer que nuestros criterios y parámetros vitales son infalible pueden acarrearnos tantos problemas como vivir con los de los otros. Lo mismo que vivir exclusivamente siguiendo nuestro deseos, nuestros instintos .. un poco demasiado primitivo y a la postre egoísta si no tiene en cuenta lo q desean y necesitan los demás. Tu mantra bien, pero con matices ; )

    Siento sacarle punta a todo lo que te leo ¿ ves? tampoco yo me guío por lo de todo el mundo jaja a veces me sale el lado respondón ; )
    ... pero siempre con cariño, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María: llevar la contraria por norma es característica de esos con los que yo me meto tanto:
      elmundoesunamierdanadielovemenosyoquesoyelmassabioyarreglariatodoperonotengotiempo.

      Pero esta vez no hablábamos de ellos.

      Mis criterios no son mejores que los de otros, ni -desgraciadamente- son infalibles. Pero son míos. Y prefiero vivir con ellos que con los que dicen que las mujeres son menos que los hombres, que la vida es para sufrir, que todo esta predeterminado y demás.

      Te tengo que volver a preguntar ¿Donde ves que el mantra diga que mis deseos no tendrán en cuenta lo que desean mis seres queridos?

      Uno de mis primeros deseos es que las personas a las que quiero sean felices. Y suelo acompañar a mis deseos (ya que sigo el mantra) con acciones para conseguirlos.

      Hay egoístas y no egoístas. Mi mantra sirve mejor para los segundos.

      Eliminar
  8. No es fácil tener un código propio, estamos en un mundo que influye mucho en nuestra forma de actuar e incluso de pensar. Nos alinean y a veces es cómodo situarse allí, porque hace más fácil relacionarse. He dicho fácil, no mejor.

    Por cierto, muy buen mantra, incluso podría pasar de ser el mantra del día al mantra de la semana.

    O del año.

    ¡Que digo!, eS tan bueno que debería ser el mantra de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: No, vivir bajo códigos ajenos, no es mejor.

      Y si, ese mantra debería servir para toda una vida.

      Eliminar