.

.

viernes, 29 de mayo de 2020

¡que noche la de aquel día!


Anoche bebí un lago. Llegue a la habitación y no había manera de abrir la puerta, tuve que bajar a recepción, medio arrastrar al jovencito que trabaja de noches -y que estaba muy dormido- ponerle delante de mi puerta y que me la abriera con la llave maestra. Me tire en la cama y quedé frito.

Me he levantado tempranísimo y -como siempre todavía dormido- he ido al baño, y los efectos de la noche anterior se hicieron notar; el cepillo de dientes me pareció más grande que el mío. La colonia olía totalmente diferente. Salgo y me sorprende que el cuadro de la pared sea mujer,copa champagne, gato y brazo, creía recordar que solo era mujer y gato (tengo que moderar mi ingesta de alcohol). Cojo unos calzoncillos y me queda grandioso (je, la mala vida que me doy y adelgazo).

Esta bien, he bebido un par de océanos, pero si estoy aquí de pie ¿que hace el gordo ese durmiendo en la cama gemela? es más ¿como hay camas gemelas si yo siempre pido una cama grande?

1 segundo, 2 segundos, 3 segundos...

Cepillo, colonia, cuadro, calzoncillos, tío gordo, dos camas...

Abro la puerta y veo el numero de la habitación 221, nada que ver con mi 321 (así no abría anoche). Con todo el sigilo que puedo recojo mis cosas y me las piro.

Sigo desorientado, se que me deje el gorro en la mesa de noche del otro, pero lo tengo ante mis ojos en mi habitación.

*******

Un par de horas mas tardes cruzo el hall camino del shuttle que me lleva a la reunión. Un gordo le está diciendo a su amigo:¡¡Que noche, tío!! Debió ser la bomba. Bebí tanto que no me he enterado demasiado pero esta mañana me faltaban un calzoncillos y encima de la mesilla de noche había unas bragas...



jueves, 28 de mayo de 2020

la gente desvaría....y entonces llegó Guille


A pesar del golpe de calor, más del centro de agosto que de finales de Mayo, la gente iba vestida. Con poca ropa pero vestida.

En las paredes del Hope: encuentros. Dice Jota que cuando nos encontremos por primera vez, después del encierro se puede por unos segundos (hasta un máximo de dos minutos) romper las normas de la distancia ¿social?

En los altavoces "Thunder road" del Boss. Dice Jota que porque tienen la frase que explica el momento determinante de una vida: "Si te atreves a hacer el largo camino desde el porche de tu casa hasta el asiento de acompañante de mi coche".

En la mesa redonda, solo, Pito. Lee "Todos Nosotros" de Carver. Saltando aleatoriamente de unas poesías a otras.

Cerca dos mujeres hablan de colores. Después de estar de acuerdo que los hombres llaman azul o rojo a todos los tonos que contienen ambos colores.  "Primarios" ríe la menos morena "amarillo, rojo y azul". 
"Secundarios" le secunda la más morena "verde, naranja y violeta".
"Esenciales" interviene Pito ""tinto, blanco y rosado".

En la mesa cerca de la puerta un grupo de Borjamaris y sus rubias novias ponían en duda la verdadera letalidad del virus.

Entra Meraki, va hablando por teléfono: "Creo que sería recomendable que cada tres/cuatro días te pusieras los tejanos para ver si todavía te entran. Ir todo el día en pijama te puede hacer creer que todo está bien en el reino". Cuelga, se sienta en la mesa redonda "La gente desvaría y mucho últimamente" dice. Pito abandona la lectura "¿Por?".

* Estaba en el super, se me acerca un tipo en gabardina, la abre y allí estaban una barriga descomunal y una polla diminuta.

* ¿Qué hiciste?

* Lo que toda mujer educada debe hacer. Gracias, le dije, se me había olvidado coger las zanahorias enanas".

* Educadas y un pelín brujas.

* Como te gustan a ti.

Entonces fue cuando entró Guille. En la mesa junto a la puerta seguían hablando de que si todo esto del virus era un cuento y que el gobierno exageraba con sus medidas.

Guille se sube a la mesa redonda y sin gritar pero claramente audible dice: "Que levante una mano toda aquella gente que crea que esto del virus es un cuento y que en dos semanas todo será igual de normal que en junio del 19".
Todo el grupo de la mesa de la puerta levanta la mano.
"Ahora auto abofetearos por cretinos".
La mesa de manos levantadas no llegó a protestar visto/oído el aplauso masivo del resto del personal.

Se baja, se sienta. "la gente desvaría mucho".

"Es lo que yo estaba comentando" dice Meraki.  





miércoles, 27 de mayo de 2020

miraki mira y ....


Interior Hope. Día soleado. Ciudad en fase 2. Bastantes clientes ocupando mesas convenientemente separadas. En la grande, redonda, al lado del ventanal Pito lee a su Muñoz Molina y Meraki a su Elvira Lindo.

En las paredes Jota a colgado el antes y el después del virus.

Ella bebe una Guinness extra stout, él un Chablis.

Suena el "Like a Rolling stone" del tipo que dice que en la vida hay que hacer lo que apetece digan lo que digan los demás.

En la mesa más cercana un tipo le dice a su amigo que su mujer le ha pedido el divorcio. ¿Por qué? pregunta el amigo. Parece ser que "ponte la camisa y enseñasela a mi madre era una orden, no dos"

Meraki levanta la vista, mira al tipo y sonríe.

Entran dos veinteañeros, al pasar junto a la mesa redonda uno va contando: "Pues Angel Javier ha ido a una sesión con una dominatrix, parece que eso le gusta".
Sin levantar la vista de su lectura Pito murmura: Tonto del culo, con lo fácil que es casarse y dejar las toallas en el suelo o la tapa levantada.

Meraki levanta la vista, mira a Pito y sonríe.

En una mesa un poco apartada un Borja Mari le da la lata a una rubia que le rechaza insistentemente.

Pito, sin levantar la cabeza de su lectura, susurra: Ese tipo es un coñazo.

Meraki levanta la vista, mira a Pito, sonríe y dice: Para nada, no da la talla, le falta calidez y profundidad.



martes, 26 de mayo de 2020

solo dos opciones



autor 

pessoa

frase 

se todo en cada cosa. 
pon cuanto eres en lo mínimo que hagas.

reacción 

para mi solo hay dos opciones: 
la primera no hacerlo.
la segunda si lo hago lo hago lo mejor que sé y puedo.



lunes, 25 de mayo de 2020

la importancia de los puntos y de las comas.



Acuerdate de mi, coño.

Acuerdate de mi coño.

*******

Voy a beber un vino, sólo por placer.

Voy a beber un vino. Sólo. Por placer.



domingo, 24 de mayo de 2020

donde nace la sonrisa


Estaba apoyado en la pared, junto al ventanal. en la cafetería, aséptica, de plástico, casi todas las mesas llenas. Los clientes cogían el cafe con leche, se llevaban la taza a la boca, y se quemaban. Todos.

Lo que le hacía sonreír era que lo intentaban de nuevo y ¡otra vez!. Todos.

Se quemaban, se quemaban y cuando acababan, leían el periódico, hablaban por el móvil, y  -los menos- entre ellos. 
Nadie parecía tener prisa.

Fue cuando empezó a sonar el help de Tina que miró por la ventana y vio la niña en la pared y al perro. Ella movía el muñeco, lo hacía saltar, lo acercaba y lo alejaba del hocico húmedo. Concentrada en su tarea, silenciosa. El baile del muñeco era casi perfecto. El animal no se cansaba de perseguirlo.

Pero no fue eso lo que le hizo sonreír abiertamente. Fue el perro, que desviando por un momento la vista del muñeco, la alzó hacia la niña y movió la cola alegremente.


sábado, 23 de mayo de 2020

tres días de noria



Habían estado en esa habitación tres días.
Por la mañana salían, compraban el periódico, mientras desayunaban, cada uno a lo suyo.
Después subían a la habitación en una noria de películas por cable, comentarlas, sexo, leerse poesía uno al otro, sexo, carcajadas, conversar, sexo, más cine... 
Salían a comer. Bien. Restaurantes con buena cocina, imprescindible buena carta de vinos. Luego un paseo callejeando y al hotel a recomenzar la noria.
Donde estaba presente tanto hablar de sexo como la otra variante de sexo oral.
No importaba el horario, se podía dormir de día; ver cine de madrugada.
Ahora se acabó el tiempo. Había que volver.

¿Qué piensa el? ¿Qué piensa ella?



viernes, 22 de mayo de 2020

aprendizaje satisfactorio


La abrazó desde atrás.
Ella (que tenía en las manos un total de cinco de las bolsas que normalmente acarrea), se dejó ablandándose sobre su pecho.
Las manos recorrieron -sin prisa- el espacio entre la barriga y las tetas.
Ella cerró los ojos.
Mientras las manos aumentaban la  presión, la boca besaba el cuello ofrecido.
Se oyó el primer gemido.

.....................................

Se levantó.
* Voy a ducharme -dijo, y añadió- Has conocido mi cuerpo antes de conocerme a mi.
* Tu eres tu cuerpo. Me cuenta cosas sobre ti.
* ¿Y ya sabes algo?
* Qué eres natural, qué te gusta el placer, que en lo que te gusta eres capaz de arriesgar, qué mantienes puertas abiertas, qué sabes añadir a tu vida lo que piensas que puede mejorarla...

* ¡Calla! -dijo volviendo a la cama- Vuelve a estudiar mi cuerpo, me gusta lo que descubres.



jueves, 21 de mayo de 2020

la vida en tiempo de virus (2)


Hope bastante lleno. Mucha clientela no habitual.

El vino de oferta el excelente Roda I muy rebajado de precio. Jota dice que todo el mundo tienen que disfrutar de la calidad.

La música los principios de Cohen. Jota dice que todo el mundo tiene que intentar ser libre a su manera como el pájaro del alambre.

Las imágenes en las paredes: Mascarillas. Jota dice que es una manera de recordar que hay que llevarlas.

Un joven moreno repeinado le decía a su amigo rubio repeinado: ¿Te acuerdas cuando nos comíamos el pastel después de que alguien soplara encima? ¡¡Buenos tiempos!!

En una mesa cercana un medio calvo (mas mitad calva que peluda) decía: Voy aprendiendo por intento error. (pausa). Generalmente por error. (pausa). Toneladas de mierdosos errores.

Más cerca de la puerta un joven le preguntaba: ¿Cómo consigues que siempre te hagan caso? A lo que el tipo que ya no cumplía los cincuenta le contestaba: Uso frases en latín. Parezco más sabio. Es mi modus operandi.

Cerca de la barra la morena despeinada hablaba por teléfono: Déjate de pamplinas, hay veces -no siempre- que lo único que se necesita es un polvo fantástico. (pausa para escuchar). Pero eso no es de ahora, siempre he sido inadecuada.

En ese momento entraban en el local dos amigos, el más alto iba diciendo: "Estaba deseando salir de casa para venir al bar a ver si así bebía menos".






miércoles, 20 de mayo de 2020

sin renuncias previas



el autor 

un atorrante.

la frase 

que pena ¿no? arrepentirte de lo no hecho.

la reacción 

que no me ocurra nunca el dejar de hacer algo que me apetece. 
vivir el resto de mis días con la pregunta ¿y si....? colgada en mi memoria.